Gripe súbita

Gripe súbita
01 Sep 2016

Cinco remedios caseros para combatir la más común de las enfermedades respiratorias.

Si bien el cambio climático global ha afectado a nuestra “Ciudad de la Eterna Primavera”, los casos de resfrío se proliferan justamente en el frío y húmedo agosto, por lo que es usual ver a muchos trujillanos estornudando o tosiendo.

Por lo general, los síntomas de la gripe duran entre 3 y 10 días. Si se extienden por más tiempo, es conveniente visitar al médico para descartar afecciones graves como pulmonía, neumonía, bronquitis, entre otras.

A continuación, compartimos algunas sencillas pero efectivas recetas para aliviar el resfriado sin salir de casa:

 

1. Infusión de kion

Ideal para el malestar general. Pique kion fresco (una cucharada) y échelo en una taza de agua hirviendo. Luego, añada miel y unas gotas de limón. El kion le ayudará a sentirse mejor, ya que posee propiedades analgésicas, antibacteriales y antipiréticas (baja la fiebre).

1

 

 

2. Ajos y cebollas­­­

El ajo es rico en alicina, una sustancia antiséptica que permite al organismo eliminar el resfrío y otras infecciones. Prepare un brebaje de ajo picado, agregándole unos cubitos de cebolla –contiene tiosulfinato, que produce la dilatación de los bronquios y cura las afecciones respiratorias–. Esta combinación no es nada agradable al paladar, por lo que sugerimos agregarle miel al gusto.


2

 

 

3. Sopa de pollo

Estudios han confirmado científicamente lo que las abuelas ya sabían: la sopa de pollo disminuye la congestión, lubrica la garganta y alivia la irritación. Además, incluye compuestos químicos semejantes a los de los antigripales, que permiten una sanación más rápida. Así que déjese engreír con un caldito.

 3

 

4. Cítricos

El jugo de naranja es una fuente rica de vitamina C (ácido ascórbico), por lo que se puede tomar frecuentemente para prevenir el resfrío. En caso de estar enfermo, recomendamos beber limonada caliente, puesto que ayuda a suavizar la garganta áspera y a reducir la inflamación orofaríngea.

4

 

 

5. Limón y sal

En una taza de agua tibia, mezcle el jugo de medio limón con una cucharadita de sal. Revuelva y haga gárgaras. Repita el procedimiento tres veces al día. Si quiere endulzar el concentrado, combínelo con media cucharadita de miel. ­Esto aliviará el dolor de garganta y la congestión nasal.

5

Share

Livin

Comments

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *