Yoga, conexión natural

Yoga, conexión natural
27 Sep 2016

Nada mejor que esta disciplina para equilibrar cuerpo, mente y espíritu. En los meses de calor, anímate a practicarla al aire libre: el contacto con la naturaleza te llenará de paz y armonía.

 Cuando nuestra vida se llena de pequeños desafíos sentimos la necesidad de buscar algo que nos permita relajarnos y reconectarnos con nuestro ser interior. ¿Cómo hacerlo? La fórmula ya no es secreta, cuenta con millones de adeptos a nivel mundial y es nativa del lejano Oriente.

Yoga (“unión”, en sánscrito), es una ciencia vital que permite al ser humano encontrar su verdadera misión en la vida, mediante un equilibrio integral entre cuerpo, mente y espíritu. Como disciplina, está conformada por 18 vías tradicionales, dentro de las cuales existe una “subvía” llamada Gratashta Yoga, que se enfoca más en la parte fisiológica y de la salud.

 10

Beneficios de la práctica de la Gratashta Yoga

Pueden dividirse en tres ramas que, si bien están relacionadas entre sí, influyen en ámbitos específicos de nuestra vida.

– Físicos

Las posturas o asanas ayudan a que la energía estancada en nuestro cuerpo fluya. Los sentidos se agudizan a partir de la irrigación y estimulación de los órganos, y podemos lograr el equilibrio hormonal. Además, la columna vertebral se fortalece, los músculos se vuelven más flexibles y se facilitan las funciones de los sistemas digestivo y cardiovascular.

– Emocionales

Gracias a una respiración adecuada, podremos controlar nuestras emociones, y de esta manera evitar que las neurotoxinas propias del estrés dañen nuestro cuerpo. La yoga ofrece una visión más positiva de la vida y nos ayuda a armonizar las emociones positivas y negativas para alcanzar el anhelado estado de calma.

– Espirituales

Nos invita a echar una mirada profunda al interior de nuestro ser, y a practicar la tolerancia y la empatía para comprender mejor las actitudes de los demás. Eleva nuestro sentido de conciencia y respeto hacia la vida de todos los seres del universo, ayudándonos a establecer una conexión con la humanidad, la naturaleza y el ser supremo.

 

8

 

Para los cinco sentidos

Ahora que conocemos las múltiples bondades del yoga, ¿sabías que estas pueden potenciarse al practicarla al aire libre? Dos expertos nos explican cómo.

“El contacto con la naturaleza permite que nuestra energía fluya, por eso nos sentimos tan revitalizados cuando vamos a ella”, señala Carla Castro Mas, profesora de Yoga Trujillo. “Ya sea en la playa, el parque o el campo, el oxígeno es siempre más limpio y la energía vital de la tierra le brinda al cuerpo salud y vida”.

Mientras que Abel Rojas Arévalo, jefe docente del Centro Cultural de Yoga Jñanakanda – Filial Trujillo, refiere que “al estar en la naturaleza se pueden percibir los cuatro elementos: fuego, aire, tierra y agua, que brindan a la persona una sensibilidad especial. La armonía con la naturaleza y los demás seres vivos purifica nuestra aura”.

Los celulares, electrodomésticos y aparatos tecnológicos, tan necesarios ahora en nuestro día a día, tienen una energía muy fuerte. Caminar descalzos por la orilla del mar, sentir la arena o el pasto, nos permite liberar esas energías pesadas que acumula nuestro cuerpo. Eso sí, caminar descalzo es fundamental para lograr el efecto deseado. “En la planta de los pies tenemos un punto de energía que a veces se bloquea por el constante uso de zapatos. Andar descalzo por la naturaleza es muy importante para absorber la energía de la tierra y purificarnos”, recomienda Carla Castro.

Camino a la serenidad

Yoga Trujillo presenta un ejercicio básico de relajación que puedes realizar en tu próxima visita a la playa, al campo o al parque.

PASO 1. Cierra los ojos. Inhala y exhala contando hasta 5.

11

 

PASO 2. Sigue respirando, pero esta vez, sintiendo la conexión con la tierra. Inhala y exhala contando hasta 5.

 

12

 

  PASO 3. Haz círculos con la cabeza, inhalando hacia atrás y exhalando hacia adelante. Repite 7 veces a la derecha y 7 veces a la izquierda.

 

13

 

 PASO 4. Mueve los hombros, inhalando hacia delante y exhalando hacia atrás. Repite 7 veces.

9

 

 

 

 

 

 

 

 

Share

Livin

Comments

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *