Perros peligrosos: Mitos y verdades

18 Nov 2016

Es una realidad de todos los días ver como perros de gran tamaño o perros de razas como el pitbull terrier, son excluidos y rechazados por parte de otros propietarios de perros o personas que transitan por el lugar dónde estos se encuentran. En muchas ocasiones he oído comentarios como, no lo saques a la calle, aléjalo o incluso términos más despectivos hacia los dueños y mascotas  por parte de otras personas.

Los PPP (o perros potencialmente peligrosos), es un parámetro creado para encasillar a ciertas razas según características como  fuerte musculatura, aspecto poderoso o robusto, gran tamaño, cabeza de cráneo ancho, gran perímetro torácico.  Dentro de las razas PPP se encuentran: el pitbull terrier, Staffordshire bull terrier, Staffordshire terrier americano, rottweiler, dogo argentino, entre otras de características similares.

Muchas personas, e incluso instituciones asocian el término potencialmente peligroso con potencialmente agresivo. Que un perro tenga las características físicas de un PPP, no significa que el perro te vaya a atacar.

No está de más aclarar que una mordida de estas razas es de mayor consideración que una mordida de un perro de raza por ejemplo Shih Tzu o Schanuzer, debido al mismo tamaño y fuerza muscular. Pero no significa que por ser pitbull terrier, este perro potencialmente te morderá.

En el tiempo que llevo laborando como médico veterinario, nunca he llegado a sufrir de una mordedura por parte de un pitbull terrier, american bully, Staffordshire o razas consideradas PPP, sin embargo en numerosas ocasiones, he presentado lesiones menores por parte de pekinés, shih tzu y razas similares.

El miedo que la población tiene a las razas PPP es en parte por los medios sensacionalistas, los dueños irresponsables y sumados al hecho de que las mordidas menores muy pocas veces son reportadas a los centros de salud, por lo que estadísticamente parecieran no ser las razas pequeñas las que comúnmente muerden a las personas.

En realidad no existen los perros agresivos sino dueños irresponsables que no crían de manera adecuada a sus mascotas, no le dan el tiempo ni la recreación requerida para evitar el estrés en sus acompañantes. La moraleja es simple: no temamos ni discriminemos a ciertas razas de perro solo por el aspecto de los mismos.

Escrito por:

 

Share

Livin

Comments

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *